info@colegioguadalaviar.es
Jornada Matemática

Saludo de la directora Chus Bolinches

“Las incertidumbres de la época que vivimos afectan también las posibilidades del futuro, siendo imprescindible una educación innovadora”

Bienvenida de la directora 

Carta Editorial curso 2020-2021

Queridas familias:

 

¡Quién nos iba a decir que el curso 19/20 iba a ser tan extraño!

En Guadalaviar somos conscientes de que muchos lo habéis pasado mal o lo seguís pasando. El Covid 19 nos ha hecho mucho daño y sigue ahí como una amenaza, pero también nos ha enseñado algunas cosas: A valorar lo realmente importante, a redescubrir el valor de la familia y a entender las labores del hogar como algo de todos (¿quién no ha aprendido una receta nueva o a arreglar un grifo que gotea?).Nos ha enseñado también a cuidar de los abuelos aunque no pudiéramos verlos, a rezar juntos, a preocuparnos de la gente que estaba sola o enferma… En fin, hemos aprendido a sacar lo positivo de una situación adversa, a ser más fuertes y comprensivos.

 

Ahora empezamos el curso 20/21 con todo ese bagaje y con renovada ilusión. No será un curso fácil, sobre todo por la incertidumbre que ocasiona la situación sanitaria y económica, pero somos un gran equipo y sabremos hacer frente a lo que vaya viniendo con optimismo, deseos de crecer y sin olvidar nunca lo fundamental de Guadalaviar: “Somos un colegio de familias y para familias” y “Nos importa cada persona”.

 

Por eso, cuando decimos que “nos importa cada persona” y que somos “un colegio de familias”, nos referimos también a cada uno de los padres del colegio. Ha sido un año muy duro donde hemos visto a muchos de vosotros golpeados por la enfermedad, las dificultades de la conciliación laboral y familiar, el paro, o la tristeza de vivir en soledad la pérdida de un ser querido. Y es ahí donde Guadalaviar también quiere estar; a través de todo el profesorado y del equipo directivo queremos tenderos la mano para todo aquello que necesitéis.

 

Por otra parte, están vuestras hijas, todas y cada una de las alumnas de Guadalaviar con su propio proyecto de crecimiento académico y personal. Un proyecto que trata de sistematizar la formación en torno a cuatro grandes dimensiones que deben desarrollarse de manera armónica y equilibrada: la dimensión física, la afectiva, la volitiva y la intelectual. Los hábitos de higiene y descanso, la alimentación saludable, y el cuidado del propio cuerpo, por ejemplo, estarían comprendidos dentro de la dimensión física, y ¡qué importancia tienen en un correcto rendimiento escolar! Igual de significativo resulta hoy en día, una correcta gestión de los afectos que nos permita establecer relaciones enriquecedoras con los demás. Y por último, -junto con la dimensión física y afectiva, – no podemos dejar de cultivar la dimensión volitiva y la intelectual que responden al ejercicio de la libertad, la capacidad de querer y de amar, y la capacidad de elegir y comprometerse. Para hacerlo posible, todo el profesorado continúa formándose en el programa DAIP (Desarrollo Armónico de la Identidad Personal), que consideramos la aportación diferencial de Guadalaviar.

 

Todo este plan de desarrollo personal no es suficiente si no somos capaces de estar en la vanguardia educativa. Las incertidumbres de la época que vivimos afectan también las posibilidades del futuro, siendo imprescindible una educación innovadora. Por eso, Guadalaviar lleva siete años desarrollando su propio proyecto de innovación educativa, IPSUM, en el que a través del impulso de las nuevas tecnologías buscamos mejorar el aprendizaje, así como la capacidad de procesar, discernir, criticar y evaluar la información, para terminar transformándola en conocimiento. Esto es lo que resulta, hoy en día, el verdadero reto de los centros educativos.

 

Esta pandemia nos ha mostrado, entre otras cosas, la verdadera cara de la globalización lanzándonos una invitación a la apertura. Por eso el aprendizaje de los idiomas como el inglés, el alemán, el francés, el chino, y el valenciano -uno de los signos de identidad más importantes de nuestra cultura y tradición – adquieren una relevancia especial. Para ello los distintos programas curriculares y extracurriculares que permiten a las alumnas desarrollar su máxima competencia idiomática, siguen ocupando puestos de relevancia en nuestra organización.

 

Por último, también podemos decir que esta época de Covid nos ha llevado a mirar hacia arriba, a veces para pedir, otras para agradecer, cuando no para suplicar… como dice el refrán popular, “nadie se acuerda de Santa Barbara hasta que truena”. No nos detengamos ahí, y transmitamos la audacia de poner todas nuestras circunstancias y deseos bajo la cariñosa mirada de nuestro padre Dios. No podemos conformarnos simplemente con mostrar un camino para “ser unas buenas personas y profesionales”, queremos que vuestras hijas tengan una vida que realmente merezca la pena, donde la felicidad no se agote porque bebe directamente de la fuente del Creador y se desborde en el amor y el servicio a los demás.

Como veis, nuestros objetivos son ambiciosos, pero somos un gran equipo y con vosotros, ¡lo lograremos!

Ya sabéis que estoy a vuestra disposición para lo que podáis necesitar,

 

Chus Bolinches

Editorial _Directora_ColegioGuadalaviar_2020-2021